SI TRABAJAS Y TIENES FAMILIAR CON COVID

Actualizado
¿Qué hacer si trabajas y tienes un familiar a tu cargo que da positivo a Covid-19 o su variante y no hay nadie para hacerse cargo de esta persona? 

El Plan MECUIDA (permiso de ausencia especial) se reguló en el artículo 6 del Real Decreto-ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19:

1) Establece que las personas trabajadoras por cuenta ajena que acrediten que tienen deberes de cuidado respecto de su cónyuge o pareja de hecho, o bien de sus familiares por consanguinidad hasta el segundo grado, tendrán derecho a la adaptación de su jornada laboral y/o a su reducción cuando concurran circunstancias excepcionales relacionadas con las actuaciones necesarias para evitar la transmisión del COVID-19.

¿Cuáles son estas circunstancias excepcionales?

  • Cuando sea necesaria la presencia de la persona trabajadora para la atención de dichas personas que, por razones de edad, enfermedad o discapacidad, necesite de cuidado personal y directo como consecuencia del COVID-19
  • Cuando existan decisiones adoptadas por los gobiernos relacionadas con el COVID-19 que impliquen cierre de centros educativos o de cualquier otra naturaleza que supusieran cuidados o atención a la persona necesitada de los mismos. 
  • Cuando la persona que hasta el momento se hubiera encargado del cuidado o asistencia directoa de cónyuge o familiar hasta segundo grado de la persona trabajadora, no pudiera seguir haciéndolo por causas justificadas relacionadas con el COVID-19.

El derecho previsto en esta norma, como establece la misma, es un derecho individual de cada uno de los progenitores o cuidadores, que debe tener como presupuesto el reparto corresponsable de las obligaciones de cuidado y la evitación de la perpetuación de roles, debiendo ser justificado, razonable y proporcionado en relación con la situación de la empresa, particularmente en caso de que sean varias las personas trabajadoras que acceden al mismo en la misma empresa.

Son derechos de conciliación a todos los efectos. Los conflictos que pudieran generarse por la aplicación de este artículo serán resueltos a través de la Jurisdicción Social. 

2) Modalidades:

Este derecho corresponde iniciarlo a la persona trabajadora debiendo llegar a un acuerdo con la empresa. El derecho a la adaptación de la jornada podrá referirse a la distribución del tiempo de trabajo o a cualquier otro aspecto de las condiciones de trabajo. Puede consistir en:

  • Cambio de turno
  • Alteración de horario, horario flexible.
  • Jornada partida o continuada.
  • Cambio de centro de trabajo, cambio de funciones, cambio en la forma de prestación del trabajo, incluyendo la prestación de trabajo a distancia, o en cualquier otro cambio de condiciones que estuviera disponible o que pudiera implantarse de modo razonable y proporcionado. Se limitará al período excepcional de duración del COVID-19.

3) Las personas trabajadoras tendrán derecho a una reducción especial de la jornada de trabajo en las situaciones previstas en el artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores (por razones de guarda legal tener a su cuidado directo a menor de doce años o persona con discapacidad, que no desempeñe una actividad retribuida) cuando concurran las circunstancias excepcionales mencionadas, con la reducción proporcional de su salario.

Deberá ser comunicada a la empresa con 24 horas de antelación, y podrá alcanzar el 100% de la jornada si resultara necesario (justificado, razonable y proporcionado en atención a la situación de la empresa), sin que ello implique cambio de naturaleza a efectos de aplicación de los derechos y garantías establecidos en la normativa para la situación prevista en el artículo 37.6 del ET. En el supuesto del párrafo 2º de dicho artículo, no será necesario que el familiar que requiere atención y cuidado no desempeñe actividad retribuida. 

4) Si la persona trabajadora se encontrara disfrutando alguno de los derechos de conciliación previstos en la normativa laboral, incluidos los el artículo 37, podrá renunciar temporalmente a él o tendrá derecho a que se modifiquen siempre que concurran las circunstancias excepcionales mencionadas, limitándose al periodo excepcional de duración de la crisis sanitaria y acomodarse a las necesidades de cuidado concretas, debidamente acreditadas, así como a las necesidades de organización de la empresa, presumiéndose que la solicitud está justificada, es razonable y proporcionada salvo prueba en contrario.

Actualmente, se ha prorrogado la vigencia del Plan MECUIDA hasta el 30 de junio de 2022.

No es un permiso remunerado, pero permite a quienes accedan a él a quedarse en casa sin que por ello puedan ser despedidos o sancionados. Veremos en las próximas fechas si se sigue prorrogándose dada la nueva ola de contagios.

💬Suscríbete al Blog

Compartir:


COMPRAR LIBRO "Quizás lo entiendas"

SÍGUEME EN INSTAGRAM:

Sígueme en Instagram

RECIBE LAS PUBLICACIONES DEL BLOG POR EMAIL:

Mi foto
Ce
Compagino mi trabajo como funcionaria con mi pasión por la escritura | Licenciada en Derecho, Titulada en Criminología y Dirección y Gestión de Seguridad | Jurista del Cuerpo Superior de Técnicos de IIPP | Consejera Técnica | Amante de la lectura | Me gusta ayudar con las palabras

✉ Contacto para colaboraciones/encargos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Blog ajeno a cualquier ideología política. Escribo en base a mis conocimientos, legislación, opiniones personales y experiencias, con respeto a mi condición de servidora pública.