WORKAHOLIC. LA ADICCIÓN AL TRABAJO


¿Cuáles son los síntomas?
La adicción al trabajo, igual que a las drogas, al juego, etc, es una adicción más. Quien la padece se denomina coloquialmente "workaholic" (en inglés) o "trabajólico/a" o "laboradicto". Como toda adicción tiene un componenete psicológico y social. El/la workaholic centra su vida en torno al trabajo y se refugia en éste.

Hay autores como Bosqued que hablan de tres tipos de posibles síntomas:

1. COGNITIVOS: Asiedad e irritabilidad, depresión, necesidad creciente de dedicarle más tiempo al trabajo, preocupación constante por el rendimiento laboral, sensación continua de estar agobiado, de vacío emocional e infravaloración de otros tipos de actividades no laborales.

2. FISIOLÓGICOS: estrés, insomnio y, a largo plazo, hipertensión arterial y aumento de probabilidades de sufrir enfermedades vasculares.
 
3. CONDUCTUALES: Necesidad casi compulsiva de realizar listas de cosas por hacer, incapacidad de estar sin trabajar durante un tiempo prolongado sin sentir ansiedad, inquietud e irritabilidad, alejamiento de la familia y amistades.

Normalmente, la persona adicta no es consciente de lo que le ocurre, pues a causa de una serie de circunstancias siente una gran necesidad por trabajar, evadirse u obtener reconocimiento, satisfacción o aumento de poder en ese ámbito. La ambición es buena siempre y cuando se genere dentro de unos límites saludables y no implique sufrimiento o perjuicios en otras esferas de la vida. 
No hay que confundir la responsabilidad con la adicción al trabajo.
Imaginemos una caja de quesitos, o las piezas completas del trivial. Cada quesito supone una parcela de la vida de una persona: el trabajo, la familia, el amor, la salud, los amigos, los hobbies, etc. Una vida completa incluirá todos esos quesitos y cada persona tenderá a intentar dar más o menos el mismo espacio a cada uno de ellos para que puedan caber todos en su caja. Una persona con suficiente madurez e inteligencia emocional será consciente de que la vida y la felicidad se compone de todos esos quesitos. 

El problema de la persona adicta al trabajo es que considera más importante el quesito del trabajo por encima de todos los demás, de tal manera que se hincha tanto que otros quesitos no tienen cabida. 

La vida supone un equilibrio de todas las piezas, todas ellas importantes y que se interrelacionan entre sí. Si nos obsesionamos por alguna de esas piezas, se producirá un desequilibrio y un perjuicio para el resto. 

Igual ocurre, si por ejemplo, la obsesión se centra en la pieza de la salud. En este caso la persona puede llegar a tener trastornos alimenticios, vigorexia, etc, produciéndose disfuncionalidades en otros ámbitos. O si la adicción se produce con el "quesito" del amor, esa persona se puede volver dependiente emocional e  incapaz de desarrollar otras parcelas de su vida, aislándose de los demás. 

Siempre habrá algún o algunos "quesitos" más grandes que otros, en función de las prioridades y circunstancias de cada persona. Pero todos y cada uno de ellos son importantes y necesarios para una vida equilibrada.

Si sientes que eres "workaholic" o te obsesionas en otros ámbitos, intenta hacer una reflexión sobre el tiempo que dedicas a otros aspectos de tu vida y las consecuencias a largo plazo. Intenta planificar mejor tus horarios e indagar qué es lo que hay detrás de esa adicción para tratar de buscar soluciones o evitar que se deterioren otras parcelas vitales, porque el tiempo que pasa, no se puede recuperar. 

En este sentido, puedes leer también La adicción al dinero

Compartir:


COMPRAR LIBRO "Quizás lo entiendas"

SÍGUEME EN INSTAGRAM:

Sígueme en Instagram

RECIBE LAS PUBLICACIONES DEL BLOG POR EMAIL:

Mi foto
Ce
Compagino mi trabajo como funcionaria con mi pasión por la escritura | Licenciada en Derecho, Titulada en Criminología y Dirección y Gestión de Seguridad | Jurista del Cuerpo Superior de Técnicos de IIPP | Consejera Técnica | Amante de la lectura | Me gusta ayudar con las palabras

✉ Contacto para colaboraciones/encargos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Blog ajeno a cualquier ideología política. Escribo en base a mis conocimientos, legislación, opiniones personales y experiencias, con respeto a mi condición de servidora pública.