VER OPORTUNIDADES DONDE OTROS VEN OBSTÁCULOS


Hay veces que unos ven obstáculos donde otros ven oportunidades. Unos ven inconvenientes donde otros lo que ven son ventajas. Y esto es algo que ocurre con frecuencia, diferenciándose así la gente positiva y la negativa.

Las personas optimistas encuentran soluciones, tienen paciencia y no se derrumban ante el primer obstáculo. Pero las pesimistas actúan como víctimas, se centran en el lado negativo de las cosas y no paran de quejarse de todo. Es complicado relacionarse con gente así, ya sean compañeros/as de trabajo, familiares, amistades, pareja, etc.

Cuando nos encontramos en esta tesitura debemos cambiar de perspectiva, intentar observar las circunstancias desde otra óptica más favorable para nosotros/as y relativizar los acontecimientos. Aun así, hay personas que se empeñan en ver problemas en todo, en percibir situaciones, comentarios o actitudes en el peor sentido, mientras que para otras, no tienen tal significado.
La vida, al fin y al cabo, es tal y como la percibimos.

Somos lo que pensamos, y esto puede influir en la propia salud. Ver desventajas a todo, instalar la queja constantemente por cualquier contratiempo es desesperante. Genera un ambiente tóxico alrededor.

La queja constructiva y respetuosa muchas veces es necesaria, sobre todo cuando genera cambios positivos, pero muchas otras veces no es la solución, sino adaptarse al momento presente, hacer lo mejor que uno puede hacer y, si es posible, aportar soluciones sin caer en la amargura constante, centrándose en los aspectos positivos e intentar salir fortalecidos de la situación de alguna manera. Hay que intentar también ponerse en el lugar de los demás, aceptando que cada persona es diferente y no tomarse las cosas a modo personal, ya que podemos caer en el error de malinterpretar la información que obtienen nuestros sentidos.

El ser humano se complica en ocasiones la vida de una forma absurda, en vez de valorar las cosas que son importantes o de aceptar que nadie ni nada es perfecto. Hay que rodearse de personas que sumen y no que resten. 

No obstante, es normal que a veces veamos las cosas de forma negativa, pues somos seres humanos y todo el mundo pasa por malas rachas respecto a las cuales se necesita reponerse. Pero cuando nos veamos en esta posición, hay que esforzarse por salir de ese túnel de visión, pues sólo nos acabará haciendo más daño. Si es necesario, se puede solicitar ayuda profesional y trabajar el positivismo, y aunque requiera tiempo, se consigue salir de esa forma de ver las cosas.


💬 Suscríbete al Blog

Compartir:


SÍGUEME EN INSTAGRAM:

Sígueme en Instagram

COMPRAR LIBROS:

RECIBE LAS PUBLICACIONES DEL BLOG POR EMAIL:

↓ENTRADAS MÁS VISTAS ÚLTIMO MES↓

Mi foto
Ce
Compagino mi trabajo como funcionaria A1 con mi pasión por la escritura | Jurista del Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias | Licenciada en Derecho | Titulada en Criminología y Dirección y Gestión de Seguridad | Formación en igualdad y prevención de violencia hacia la mujer | Cinturón Negro Taekwondo | Expresidenta de la Asociación de Técnicos de IIPP | Amante de la lectura | Me gusta ayudar con las palabras

✉ Contacto para colaboraciones/encargos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Blog ajeno a cualquier ideología política. Escribo en base a mi formación, legislación, opiniones personales y experiencias, con respeto a mi condición de servidora pública.