DESOCIALIZÁNDONOS

Entre conversaciones de WhatsApp pasamos muchas veces los días, en la distancia, con amistades, amores y familiares. Buceando entre palabras sobre lo que ocurrirá o ha ocurrido, sobre lo que podríamos haber hecho o vamos a hacer.

Y entre palabras y emoticonos van pasando los días, las semanas, los meses. 

Lo importante es aprovechar cada etapa que acontece para sacar lo mejor de nosotros mismos, para reinventarnos si es necesario, para adaptarnos a las circunstancias o para aprovechar a plantar las semillas de un nuevo futuro. 

No malgastemos energía en estos momentos en cosas que no merecen la pena.

Y he aquí unas reflexiones whatsaperas de una amiga, que muestran la situación actual por la que estamos atravesando desde el humor, tan necesario a veces y que a ella nunca le falta:

"Querida amiga, las personas cuando se han sentido ofendidas, de repente salen por Aragón bailando una sevillana, es decir, vienen por el noreste sin sentido en sus actos, ya que lo típico de Aragón son las jotas. La gente está revuelta, todos lo estamos. 
La situación nos supera y si seguimos así seremos caníbales, pero no literalmente, sino que no aguantaremos ni que nos hablen, porque estamos empezando a desocializarnos (creo que se dice así). Tenemos nuestra vida acotada por parcelas, cuando antes campábamos a nuestras anchas por las montañas suizas cual vaquita de anuncio de chocolate Milka, todo feliz... ¿Y ahora? Estamos en transformación, mutando, es un caos. Yo lo noto amiga, puedo sentir esa energía que va debilitando".

Hay que hacer más meditación. (Le respondo yo)

"Estoy escuchando a una mujer increíble. Ya te la pasaré. Es la leche condensada envasada en oro de los dioses del Olimpo".

Y así, de repente, me hace reír con su palabras. 

Sí, "desocializar" existe. Es una palabra que aunque no viene en la RAE, desde la psicología y sociología hace referencia a la falta de socialización. Un proceso por el cual una persona experimenta la pérdida de su papel en la sociedad. Una pérdida en relación con el poder o prestigio. Esa persona siente que pierde su identidad social y sufre una crisis personal, no sintiéndose igual que los de su grupo, mermándose su imagen y autoestima. Puede llegar a ocasionar dificultades para encontrar algo que le sirva para recuperar esa identidad u otro grupo con el que sentirse cómoda. 

¿Y qué opina pues, la RAE del verbo socializar? Tiene varios significados.

1. Transferir al Estado o a otro órgano colectivo, algo de propiedad privada, especialmente un servicio o un medio de producción. 
2. Extender al conjunto de la sociedad algo que antes era limitado a unos pocos. 
3. Adaptar a un individuo a las normas de comportamiento social.
4. Hacer vida de relación social. 

Así, y sobre todo durante esta pandemia, la ciudadanía, las instituciones y la política, en función de los distintos intereses implicados, debaten si es necesario socializar por parte del Estado la sanidad, la educación u otras materias. Debaten en socializar de diferentes formas a los que no respetan. Y debaten sobre cómo los más pequeños pueden socializar en estos tiempos para que no repercuta negativamente en su personalidad del mañana.

Socialicemos o no, está claro que ahora mismo, entre las personas, mucho no se puede socializar por culpa de un virus extremadamente sociable y a la vez desocializador.

Compartir:


SÍGUEME EN INSTAGRAM:

Sígueme en Instagram

COMPRAR LIBROS:

RECIBE LAS PUBLICACIONES DEL BLOG POR EMAIL:

↓ENTRADAS MÁS VISTAS ÚLTIMO MES↓

Mi foto
Ce
Compagino mi trabajo como funcionaria A1 con mi pasión por la escritura | Jurista del Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias | Licenciada en Derecho | Titulada en Criminología y Dirección y Gestión de Seguridad | Formación en igualdad y prevención de violencia hacia la mujer | Cinturón Negro Taekwondo | Expresidenta de la Asociación de Técnicos de IIPP | Amante de la lectura | Me gusta ayudar con las palabras

✉ Contacto para colaboraciones/encargos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Blog ajeno a cualquier ideología política. Escribo en base a mi formación, legislación, opiniones personales y experiencias, con respeto a mi condición de servidora pública.