CÓMO COMBATIR LA ENVIDIA

¿Qué ocurre cuando alguien siente envidia hacia otra persona en vez de admiración? ¿Cómo no sentir envidia y cómo actuar cuando eres objeto de envidia o celos?

La envidia es un sentimiento tóxico, negativo e inútil. La persona que siente envidia hacia otra,  genera otros sentimientos de frustración y rabia por no tener o hacer lo que la otra persona posee o realiza. También puede surgir al ver que una persona que no es de su agrado se encuentra feliz.

Los pensamientos que dan lugar a la envidia se basan en que la persona que la sufre cree que no podrá conseguir lo mismo que otros, se siente inferior o considera injusta su situación en comparación con la de otros. Son pensamientos tóxicos y solo producen malestar.

Cuando alguien tiene o consigue algo que nosotros/as querríamos, lo correcto y sano es sentir admiración o simplemente alegrarse por esa persona, pero no sentir envidia y, mucho menos, intentar hacer sentir mal a esa persona para compensar el sentimiento de frustración o rabia.

La envidia, si la padecemos alguna vez, hay que trabajarla. 

Hay que ser consciente de ella en el momento en que surja o la veas venir, saber pararla y transformarla en otro tipo emoción adaptativa. No debes sentirte mal ni inferior cuando te compares, ni cuando observes logros o felicidad ajena. Cada persona tiene sus propias circunstancias y vivencias. Quizás tú ahora no tengas o vivas eso que deseas, pero no significa que no lo vayas a tener más adelante, o quizás algo diferente y mejor para ti. Quizás esa persona "envidie" algo que tú si tienes.

Tampoco podemos observar los éxitos o logros de otras personas desde la pasividad tóxica, es decir, que si tú realmente te sientes mal porque también quieres conseguir algo similar, debe servirte al menos para motivarte, para actuar en lograr lo que deseas, aunque sea por caminos diferentes.

Actuar con maldad a causa de la envidia o celos también es muy dañino, para uno mismo y para la otra persona. Esta no tiene la culpa de tu malestar, sino tus pensamientos y forma de procesar la realidad. Céntrate en las cosas positivas que tienes tú en tu vida, en lo que sí puedes cambiar que dependa de ti, en las cosas que has conseguido, en las buenas cualidades que posees y en ayudar a otras personas a que se sientan mejor. Intenta mejorar tus defectos o superar tus limitaciones. Alégrate por esas otras personas que progresan y son felices con lo que son y con lo que hacen, no las menosprecies con la intención de sentirte tú mejor, no sirve para nada, solo afectará a tu salud.

Por otra parte, la persona que actúa de buena fe y que es objeto de envidia o que es atacada por quienes sufren de envidia, debe intentar no sentirse mal por ello e ignorar los ataques (salvo que sea realmente necesario defenderse), puesto que el problema lo tiene la otra persona. Es mejor compadecer a quien ataca porque realmente está sufriendo, que tomárselo como una ofensa. Si no puedes hacer nada por que la otra persona se sienta mejor, es mejor distanciarse.


Quizás te interese: Personalidades tóxicas

💬Suscríbete al Blog

Compartir:


SÍGUEME EN INSTAGRAM:

Sígueme en Instagram

COMPRAR LIBROS:

RECIBE LAS PUBLICACIONES DEL BLOG POR EMAIL:

↓ENTRADAS MÁS VISTAS ÚLTIMO MES↓

Mi foto
Ce
Compagino mi trabajo como funcionaria A1 con mi pasión por la escritura | Jurista del Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias | Licenciada en Derecho | Titulada en Criminología y Dirección y Gestión de Seguridad | Formación en igualdad y prevención de violencia hacia la mujer | Cinturón Negro Taekwondo | Expresidenta de la Asociación de Técnicos de IIPP | Amante de la lectura | Me gusta ayudar con las palabras

✉ Contacto para colaboraciones/encargos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Blog ajeno a cualquier ideología política. Escribo en base a mi formación, legislación, opiniones personales y experiencias, con respeto a mi condición de servidora pública.