ESTRATEGIA DE SEGURIDAD NACIONAL


En este post resumo los riesgos y amenazas a los que está expuesto nuestro país, según el Real Decreto 1150/2021 por el que se aprueba la Estrategia de Seguridad Nacional 2021, publicado el 31 de diciembre.

Entre estos riesgos se encuentra el radicalismo yihadista en prisiones, del que también mencionaré los mecanismos de prevención y tratamiento de los que dispone la Administración Penitenciaria para combatirlo.

Capítulos de la Estrategia de Seguridad Nacional:

1. SEGURIDAD GLOBAL Y DINÁMICAS DE TRANSFORMACIÓN:

Describe el contexto internacional de seguridad y las principales dinámicas de transformación: el contexto geopolítico, el entorno socio-económico, la transformación digital y la transición ecológica.

2. UNA ESPAÑA SEGURA Y RESILIENTE:

Recorre las distintas regiones geográficas del mundo desde la perspectiva española de la seguridad. La Estrategia está alineada con los objetivos de las organizaciones a las que España pertenece, especialmente las Naciones Unidas, la Unión Europea y la OTAN.

3. RIESGOS Y AMENAZAS A LA SEGURIDAD  NACIONAL:

Explica que el panorama actual de seguridad es más incierto que en años anteriores. La crisis de la COVID-19 ha intensificado las tendencias globales de fondo y ha acelerado el ritmo de transformación.

  • Tensión estratégica y regional:

En este clima de creciente tensión internacional donde determinados actores se rearman para fortalecer sus aspiraciones estratégicas, los tradicionales dominios terrestre, naval y aéreo, ahora se añaden nuevos espacios como el ciberespacio y el ultraterrestre, que obligan a incorporar nuevas formas de actuación y tecnologías de última generación para mantener una capacidad de enfrentamiento actualizada.

  • Terrorismo y radicalización violenta:

La polarización y la crisis económica han contribuido a un incremento en la actividad de los extremismos violentos. Los medios utilizados por los grupos terroristas son cada vez más variados y los ataques físicos se acompañan de campañas propagandísticas que alimentan ideologías radicales violentas.

Especial relevancia el terrorismo yihadista, en países europeos y en Sahel, Magreb y Oriente Medio, desde donde se proyecta la amenaza terrorista sobre España. Existe además el riesgo de ataque sobre individuos e intereses nacionales en estas regiones. Dentro de España, la principal amenaza proviene de individuos que han nacido o crecido en países occidentales que, tras ser radicalizados, atacan en su propia área de residencia. También es relevante la amenaza derivada de los procesos de radicalización en prisiones.

Además, el posible retorno de personas desplazadas a zonas de conflicto para apoyar a los grupos terroristas constituye un riesgo significativo. 

  • Epidemias y pandemias:

La crisis desencadenada por la COVID-19, además de cobrarse la vida de millones de personas en el mundo, ha tenido importantes consecuencias sociales y económicas, con un impacto desigual que ha agudizado las brechas existentes entre países, sociedades y ciudadanía.

Las dificultades experimentadas por organismos internacionales para la toma de decisiones y las tensiones surgidas en relación con la producción y distribución de material sanitario, fármacos o vacunas, han intensificado fricciones geopolíticas existentes.

  • Amenazas a las Infraestructuras Críticas:

Estas posibilitan el normal desarrollo de la actividad socio-económica y son objetivo de amenazas, tanto físicas como digitales, que podrían llevar a una interrupción o negación de servicios. La progresiva digitalización y la adopción de nuevas tecnologías por los operadores críticos y de servicios esenciales podría aumentar el riesgo de sufrir brechas de seguridad.

  • Emergencias y catástrofes:

La seguridad de las personas y los bienes se ve afectada por emergencias y catástrofes originadas por causas naturales o derivadas de la acción humana accidental o intencionada. Factores potenciadores de este riesgo son la despoblación rural, la de algunas ciudades, la degradación del ecosistema agravada por el cambio climático o el incremento de algunos fenómenos meteorológicos.

Son principales riesgos las inundaciones, los incendios forestales, los terremotos y maremotos, los riesgos volcánicos, los fenómenos meteorológicos adversos, los accidentes en instalaciones o durante procesos en los que se utilicen o almacenen sustancias peligrosas, el transporte de mercancías peligrosas por carretera y ferrocarril, los accidentes catastróficos en el transporte de viajeros y los riesgos nucleares, radiológicos y biológicos.

  • Espionaje e injerencias desde el exterior:

El incremento de la competitividad y de la tensión en el escenario internacional ha supuesto un aumento de las injerencias desde el exterior. Entre las herramientas más eficaces de algunos países que aspiran a expandir su influencia internacional destacan las actividades de espionaje. En otras ocasiones, las actuaciones de los Servicios de Inteligencia extranjeros utilizan el territorio español como base de sus operaciones en otros países, pudiendo atentar contra la soberanía nacional.

  • Campañas de desinformación:

Tienen repercusión en la Seguridad Nacional y deben diferenciarse de otros factores como la información falsa (fake news) o información errónea (misinformation). Pretenden distorsionar la realidad mediante contenido manipulado.

  • Vulnerabilidad del ciberespacio:

Se distinguen dos amenazas generales: 1) Los ciberataques: acciones disruptivas contra sistemas y elementos tecnológicos, como el ransomware (secuestro de datos) o la denegación de servicios. 2) El uso del ciberespacio para actividades ilícitas: como el cibercrimen, el ciberespionaje, la financiación del terrorismo o el fomento de la radicalización.

El despliegue de las redes 5G aumentará de manera significativa el uso de las redes, por usuarios y en Internet de las Cosas y las comunicaciones máquina-a-máquina. Se generará un aumento de la vulnerabilidad ante ciberataques en aparatos conectados a la red y servicios como el vehículo autónomo o las redes inteligentes.

En la sociedad virtual, el dato constituye un nuevo ámbito de poder que afecta tanto a la relación entre Estados como entre el sector público y el privado, al ser las compañías tecnológicas las que poseen un mayor acceso a los datos.

Tecnologías como la Inteligencia Artificial y el big data subyacen cada vez más en ámbitos como el sanitario, el de transportes, el energético, el empresarial, el financiero, el educativo y el militar.  Su potencial de aplicación en procesos de análisis de riesgos y de alerta temprana es cada vez mayor, pero el desarrollo de estas tecnologías también genera interrogantes relacionados con la seguridad. La aplicación de algoritmos para la toma automática de decisiones requiere un marco de protección de la privacidad y la no discriminación. 

  • Vulnerabilidad del espacio marítimo:

Es esencial mantener la seguridad en los espacios marítimos, así como asegurar el funcionamiento de las Infraestructuras Críticas situadas en el litoral y en el mar, como los puertos y tuberías submarinas y, especialmente, los cables submarinos, por los que circula la práctica totalidad del tráfico de datos. De su buen uso y estado depende, en gran medida, la economía, 

La piratería y el robo a mano armada en la mar atentan contra la navegación segura por las principales rutas de tráfico marítimo y contra la flota pesquera de pabellón nacional, principalmente en la cuenca somalí, el golfo de Adén y el golfo de Guinea. Además, los tráficos ilícitos, la explotación ilegal de los recursos marinos y los actos contra el patrimonio arqueológico subacuático son fenómenos perjudiciales para el sector marítimo.

  • Vulnerabilidad aeroespacial:

La alta conectividad aérea entre países y continentes es una de las causas de la rápida propagación de enfermedades infecciosas a nivel internacional.

Una de las tendencias preocupantes es la proliferación del uso ilícito de vehículos aéreos no tripulados, que pueden paralizar el uso de aeropuertos o infraestructuras críticas, y son además potenciales armas para sabotajes o acciones terroristas. 

Las nuevas constelaciones de satélites pueden afectar a la cooperación público-privada española en comunicaciones gubernamentales y observación de la Tierra.

La falta de normativa legal facilita la actividad irregular en el espacio ultraterrestre y dificulta la protección de activos estratégicos. La seguridad de los sistemas espaciales se verá afectada por el incremento de los desechos espaciales y la falta de un sistema de gestión del tráfico espacial global.

  • Inestabilidad económica y financiera:

La pandemia de la COVID-19 ha generado el mayor desplome del Producto Interior Bruto desde la Segunda Guerra Mundial, lo que ha causado una nueva crisis económica con consecuencias aún inciertas en clave social. 

Factores que pueden contribuir a la inestabilidad económica y financiera: desequilibrios en las vías de financiación de la Hacienda Pública; la inestabilidad financiera internacional; el fraude, la evasión y la planificación fiscal; la corrupción; el blanqueo de capitales y el uso indebido de fondos procedentes de subvenciones y contratos públicos.

  • Crimen organizado y delincuencia grave:

Se caracteriza por su finalidad esencialmente económica, su efecto sobre la instituciones políticas y sociales, su carácter transnacional y su opacidad.

Los grupos delictivos y las organizaciones criminales camuflan sus operaciones ilegales con negocios lícitos y se apoyan cada vez más en tecnologías digitales, como las cripto-monedas y la Internet oscura (dark web). Tiene un relevante potencial desestabilizador: repercuten en la gobernanza, la paz social y el normal funcionamiento de las instituciones.

Delincuencia grave: la explotación de menores o la trata con fines de explotación sexual se dirigen hacia los colectivos vulnerables. El contrabando, el cibercrimen, el tráfico de drogas, de armas y de especies silvestres y la corrupción.

La convergencia entre grupos terroristas y redes de crimen organizado va en aumento y sus  modelos de organización cada vez más descentralizada, favorecen su cooperación y financiación terrorista.

  • Flujos migratorios irregulares:

Los factores económicos, sociales y medioambientales, la inestabilidad política, la pobreza y los conflictos, seguirán influyendo en las tendencias migratorias mundiales. La multiplicación de las formas de comunicación y desplazamiento favorecen una nueva era de movilidad humana

El desarrollo en los países de origen y en los receptores de migrantes, se ve obstaculizado por las actividades ilícitas de organizaciones criminales dedicadas al tráfico y la trata de personas.

España está especialmente expuesta al aumento de los flujos migratorios hacia Europa en los próximos años

Vulnerabilidad energética:

La dependencia de hidrocarburos provenientes del exterior seguirá siendo un factor de vulnerabilidad en los próximos años, pero la transición hacia un nuevo modelo energético económicamente sostenible y respetuoso con el medioambiente es el principal desafío, donde el cambio climático es considerado como un riesgo sistémico a nivel global.

Proliferación de armas de destrucción masiva:

El escenario de la modernización y aumento del arsenal nuclear de China, India y Pakistán, junto con los avances del programa nuclear de la República Popular Democrática de Corea y el programa de enriquecimiento de uranio en Irán, podría desencadenar una posible reanudación de pruebas nucleares y el desarrollo de nuevas armas

La amenaza biológica (empleo deliberado de agentes patógenos, toxinas o elementos genéticos u organismos genéticamente modificados dañinos por parte de Estados, individuos, redes criminales u organizaciones terroristas) supone una amenaza real con posibles consecuencias catastróficas. El régimen de prohibición de armas químicas también se enfrenta a retos, como los ataques en los últimos años en Siria.

Los riesgos derivados del desvío y contrabando de materiales de doble uso aumentan considerablemente debido a la transferencia de conocimiento tecnológico y el movimiento global de mercancías.

Efectos del cambio climático y de la degradación del medio natural:

El cambio climático es una amenaza para la seguridad global y, en Europa, especialmente para el área mediterránea. Potencia las olas de calor, la reducción de los recursos hídricos, la desertificación y los fenómenos meteorológicos adversos. Ámbitos como la seguridad energética y la seguridad ambiental, en particular la gestión del agua, la biodiversidad, la calidad del aire, la despoblación de zonas agrarias o forestales se ven afectados por los efectos del cambio climático. Riesgos de origen natural como las inundaciones y los incendios forestales, tienen cada vez mayor incidencia en la seguridad, pues son cada vez más severos y frecuentes.

El deterioro del medio ambiente, de la biodiversidad y de sus servicios ecosistémicos aumentan  conflictos existentes y causan desplazamientos forzosos de personas, además de inseguridad alimentaria.


4. UN PLANEAMIENTO ESTRATÉGICO INTEGRADO:

Este capítulo establece los objetivos de la Estrategia y desarrolla un planeamiento con una estructura diseñada con tres ejes estratégicos: Proteger, Promover y Participar.

1º EJE

Establece el fortalecimiento de las capacidades de la Defensa Nacional, la Acción Exterior y la Seguridad Pública, con el apoyo de los Servicios de Inteligencia e Información del Estado, junto al refuerzo de la Sanidad Pública, la Protección Civil y la protección de las Infraestructuras Críticas.

Me centraré en lo establecido para la lucha contra el terrorismo y la radicalización violenta:

Además del papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de los Servicios de Inteligencia, la participación de las Fuerzas Armadas en misiones internacionales contra el terrorismo resulta fundamental para hacer frente a esta amenaza. 

Los principales factores de la amenaza y en los que se deben concentrar los esfuerzos son: los actores solitarios, los combatientes terroristas extranjeros, la propaganda yihadista y extremista y la radicalización en las prisiones. 

También es necesario participar en iniciativas internacionales para impedir que determinadas zonas puedan convertirse en refugio para terroristas, bien sea por la debilidad de los gobiernos de esos territorios o por la afinidad ideológica de estos con los grupos yihadistas.

La lucha contra el terrorismo se estructura en cuatro pilares: prevenir, proteger, perseguir y preparar la respuesta. Así lo establece la Estrategia Nacional contra el Terrorismo 2019 que consta de dos desarrollos: el Plan Estratégico Nacional de Prevención y Lucha Contra la Radicalización Violenta 2020 y el Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Financiación del Terrorismo 2020.

En relación con la radicalización, es fundamental reforzar la colaboración ciudadana, siendo prioritaria la constitución de las Oficinas de Prevención en las Delegaciones de Gobierno y de los grupos territoriales de prevención en las Juntas Locales de Seguridad.  

Además, se necesita fomentar y actualizar las herramientas para la prevención, la detección y el seguimiento de los procesos de radicalización en general con la colaboración ciudadana, y en los centros penitenciarios en particular, con programas de tratamiento y evaluación del riesgo de radicalización.

Aquí hago un inciso y menciono programas específicos existentes en la Administración Penitenciaria al respecto: Programa para prevención de la radicalización en los establecimientos penitenciarios, Programa Marco de intervención en radicalización violenta con internos islamistas e Instrumento de evaluación del riesgo de radicalismo violento, entre otra normativa.

2º EJE

Inversión en innovación y competitividad con visión de futuro, para reforzar la resiliencia de la sociedad a largo plazo.

Respecto a la lucha contra el crimen organizado y la delincuencia grave, establece que las políticas públicas deben orientarse hacia la identificación temprana de la actividad delictiva, su prevención, persecución y represión efectivas. Para ello, promover la actuación coordinada de los Servicios de Inteligencia, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y autoridades fiscal y judicial. Debe sumarse la concienciación social sobre el fenómeno delictivo (Plan Estratégico contra la Criminalidad de 2020).

Se debe establecer un plan estratégico que incluya el blanqueo de capitales y la recuperación y localización de activos, así como un plan contra la trata y la explotación de seres humanos, especialmente de mujeres y niñas, para hacer frente a las desigualdades sociales que genera la criminalidad y a la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran ciertos colectivos respecto a los delitos de odio.

Establecer planes específicos de actuación contra el crimen organizado en las áreas geográficas especialmente proclives a su implantación, actuación y arraigo (Plan para el Estrecho de Gibraltar), así como impulsar nuevas vías de prevención, investigación y análisis de la vinculación entre el crimen organizado y el terrorismo.

Respecto a la ordenación de flujos migratorios: Establecer un sistema integral y colaborativo de información a nivel de la Administración General del Estado y fortalecer la relación y acuerdos con los países de origen y tránsito para lograr una migración ordenada e impedir el tráfico de seres humanos.

3º EJE

Desarrolla las medidas para la preservación de la paz y seguridad internacional y defensa de los intereses estratégicos.

5. EL SISTEMA DE SEGURIDAD NACIONAL Y LA GESTIÓN DE CRISIS:

y por último, este último capítulo presenta un modelo integrado para hacer frente a las situaciones de crisis de forma preventiva, ágil y eficaz en el marco del Sistema de Seguridad Nacional.


💬Suscríbete al Blog

Compartir:


COMPRAR LIBRO "Quizás lo entiendas"

SÍGUEME EN INSTAGRAM:

Sígueme en Instagram

RECIBE LAS PUBLICACIONES DEL BLOG POR EMAIL:

Mi foto
Ce
Compagino mi trabajo como funcionaria con mi pasión por la escritura | Licenciada en Derecho, Titulada en Criminología y Dirección y Gestión de Seguridad | Jurista del Cuerpo Superior de Técnicos de IIPP | Consejera Técnica | Amante de la lectura | Me gusta ayudar con las palabras

✉ Contacto para colaboraciones/encargos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Blog ajeno a cualquier ideología política. Escribo en base a mis conocimientos, legislación, opiniones personales y experiencias, con respeto a mi condición de servidora pública.