TERRORISMO Y RADICALIZACIÓN VIOLENTA

El Informe Anual de Seguridad Nacional 2022, publicado en Marzo de 2023 por el Ministerio de la Presidencia y elaborado por su Departamento de Seguridad Nacional, respecto al terrorismo y la radicalización violenta, expone la siguiente información que paso a resumir:

TERRORISMO YIHADISTA:

Sigue constituyendo una amenaza prioritaria, por su capacidad desestabilizadora en amplias zonas del mundo y por la posibilidad de que se perpetren acciones terroristas en territorio español o contra intereses españoles. 

Las organizaciones con mayor capacidad para llevar a cabo atentados terroristas, mediante células organizadas o por actores solitarios siguen siendo Al Qaeda y Daesh, a pesar de que en 2022 murieron varios de sus líderes. Estas dos grandes organizaciones tienen amplia presencia en todo el mundo mediante franquicias que actúan en su nombre, favoreciendo la expansión del terrorismo yihadista. Junto con sus afiliados, continúan ejerciendo influencia sobre grandes partes del territorio en Oriente Próximo, en África oriental, central y occidental y en Asia, atrayendo adeptos y recursos. El terrorismo se ha intensificado en África, donde España considera que los esfuerzos en la lucha antiterrorista deben centrarse en misiones de adiestramiento enfocadas a capacitar a las fuerzas y cuerpos de seguridad locales para la contención del terrorismo. En Afganistán, la salida de las tropas estadounidenses y el regreso de los Talibán al gobierno son un modelo de inspiración para los grupos yihadistas con ciertas aspiraciones a dominar territorios, mientras que Daesh pretende desestabilizar el país con ataques de alto impacto.

Las tácticas para la consecución de sus objetivos finales son diferentes. Daesh impone sus principios en todas las capas de la sociedad, interpretando una Ley Islámica rígida, estricta, severa e inflexible, mientras que Al Qaeda sigue con una táctica de más largo plazo buscando el apoyo popular en sus zonas de asentamiento, aglutinando distintas organizaciones locales.

España es uno de los países más comprometidos en la lucha contra el terrorismo en el ámbito internacional. En 2021 co-facilitó la Séptima Revisión de la Estrategia Global de Naciones Unidas contra el Terrorismo, se organizó la primera Conferencia Internacional de NU sobre Derechos Humanos, Sociedad Civil y Lucha contra el Terrorismo en Málaga en 2022, y se abrió en Madrid una Oficina de Proyectos de la Oficina de NU contra el Terrorismo (UNOCT).

España mantiene una estrecha coordinación y cooperación, aportando fuerzas, helicópteros y unidades de Operaciones Especiales. Está inmersa en las misiones de la UE sobre la generación de capacidades en África y participa en la misión de la OTAN en Irak para el apoyo a las fuerzas iraquíes en su lucha contra Daesh dentro de la Coalición Global Irak contra este grupo terrorista. España forma parte, junto a otros 85 países, de uno de sus grupos de trabajo: el relativo a consultas político-militares de la Coalición, contra la financiación y sobre la prevención del movimiento de combatientes terroristas extranjeros.

El Ministerio del Interior lidera y participa en diferentes proyectos financiados por la Unión Europea dirigidos al fortalecimiento institucional y a la capacitación de las fuerzas de seguridad locales en materia de lucha contra la amenaza terrorista, incluyendo:

• El proyecto “Apoyo técnico en materia de Prevención y contra radicalización” (RAN) financiado por el Fondo de Seguridad Interior de la Unión Europea.

• El “Proyecto de la Unión Europea contra el Terrorismo en los países MENA” (CT MENA), finalizado en julio de 2022, el cual que tiene su continuación en el proyecto “CT-JUST”, liderado por España.

• El proyecto “Apoyo a la lucha contra el terrorismo en Túnez”, y el “Proyecto de apoyo a la readaptación de poblaciones reclusas en riesgo de radicalización durante su estancia en prisión y tras su puesta en libertad” (READ).

• El proyecto “Lucha contra el terrorismo y la prevención de los extremismos violentos” que España lidera en Líbano.

• El proyecto GAR-SI Sahel, liderado por la Guardia Civil y en el que participan la Gendarmería Nacional Francesa, la Guardia Nacional Republicana de Portugal y el Arma de Carabinieri de Italia que contribuye a la estabilización de la zona del Sahel.

• El proyecto ECI-CT Níger, para la lucha contra el terrorismo en dicho país, en el que participa la Policía Nacional.

• El Proyecto NORPREVSEC, que lidera la Policía Nacional en Ghana.

• El Proyecto CT Public Spaces, gestionado por la Guardia Civil con FIIAPP, para prevenir ataques terroristas en los espacios públicos urbanos en Senegal, Ghana y Kenia.

• La EU High Risk Security Network, presidida por la Guardia Civil para liderar las iniciativas europeas en materia de protección de espacios públicos.

• El proyecto SCEPYLT, que lidera la Guardia Civil para el desarrollo de un Sistema de Control y Protección de los Explosivos para la Prevención y Lucha contra el Terrorismo.

Además, miembros de la FFCCSE participan en las misiones de capacitación de la UE en Malí y Níger y tienen una participación destacada en el proyecto de “Apoyo a la cooperación regional de los países del G5 Sahel”. La Policía Nacional tiene desplegado un Equipo Especializado de Policía Científica en la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA).

En el plano de la Inteligencia, el CNI presta apoyo al Servicio Europeo de Acción Exterior, a través del Centro de Inteligencia y de Situación (INTCEN). Fuera de España, el CNI ha centrado sus esfuerzos donde la presencia de grupos terroristas supone un riesgo para España o sus intereses, especialmente si existe un despliegue de tropas españolas.

En el ámbito europeo, la capacidad del terrorismo para llevar a cabo sus actos fuera de sus lugares de implantación, ha decrecido bastante en los últimos tiempos, por lo que resulta más difícil que se puedan cometer en España actos terroristas de compleja ejecución. Si bien se siguen detectando llamamientos genéricos por parte de la propaganda de Daesh y Al Qaeda a llevar a cabo acciones contra Occidente, principalmente por medio de los conocidos como homegrown terrorist fighters. Sin embargo, las actuaciones policiales y judiciales continúan la mayoría contra individuos afines al Daesh o con perfil extremista cercano al yihadismo. En este sentido, la situación en España es muy similar a la de la mayoría de los países del entorno europeo.

Conforme al Código Aduanero de la Unión Europea, a partir 1 de marzo de 2023 los transportistas están obligados a presentar dos declaraciones a las autoridades aduaneras, que incluyen reglas de riesgo específicas para detectar bombas entre las mercancías trasportadas en los aviones (bomb in a box). 

Se considera que los actores solitarios y las células autorradicalizadas o influidas por la ideología yihadista, que aprovechan oportunidades favorables y utilizan modus operandi poco sofisticados para su ejecución, siguen constituyendo el vector de amenaza más importante, tanto en España como en el conjunto de Occidente. Cabe destacar un perfil concreto de individuos que no han podido desplazarse a zona de conflicto y muestran su impotencia exhibiendo una ideología muy radical en redes sociales.

En España en 2022 el Nivel de Alerta se ha mantenido en 4 (Nivel Alto), lo que ha dado lugar a la celebración semanal de la mesa de valoración de la amenaza, y como consecuencia, medidas concretas de prevención y protección desarrolladas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el marco del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, Plan actualizado en febrero de 2022.

La amenaza de los combatientes terroristas extranjeros y en especial la de los retornados sigue siendo otro de los mayores peligros. Su presencia y actividad en zonas de conflicto les ha proporcionado conocimiento operativo y experiencia en el manejo de armamento, contactos y conocimiento de rutas y agentes facilitadores, además de un posible liderazgo. El número de combatientes terroristas extranjeros (CTE) europeos en las distintas zonas en conflicto, está cerca de los 6.000 y no parece probable que se produzca un regreso masivo de estos. España ha declarado 263 CTE según el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO); respecto a todos ellos ha sido adoptada alguna medida de monitorización, ya sea una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE), una Prohibición de Entrada en territorio Schengen o el Control Específico con difusión SIS por Seguridad del Estado. Son cifras relativamente bajas aunque relevantes, en comparación con otros Estados miembros.

España siguió las recomendaciones de la ONU, de la UE y de la Coalición Global contra el Daesh, repatriando de los campos de detenidos del noreste de Siria dos mujeres y trece menores nacionales españoles, en una operación de naturaleza humanitaria dentro del ámbito consular.

Por otro lado, la relevancia de la actividad de propaganda terrorista en internet y redes sociales crece. Los grupos yihadistas difunden su ideología y señalan a sus integrantes o simpatizantes cuáles son los objetivos que deben atacar, además de utilizarlos para transmitir información operativa y consejos tácticos. Especial mención merece el retorno al empleo de páginas web como medio de propaganda preferente, así como la utilización de las plataformas de juegos online. Desde la eliminación masiva de perfiles en Telegram, la actividad de difusión del contenido yihadista se ha trasladado hacia nuevos entornos de seguridad, como la ciberactividad de bots (robots), que automatiza las tareas repetitivas de difusión desde repositorios y distribuye material en grupos y canales de carácter yihadista, alcanzando un mayor impacto.

Para luchar contra estas actividades delictivas resulta fundamental la cooperación internacional, con instrumentos como las OEDEs y las OEIs, a través de Eurojust, como los Equipos Conjuntos de Investigación para cuya cobertura normativa se ha elaborado a finales de 2022 el Anteproyecto de Ley reguladora de los equipos conjuntos de investigación. Se ha aprobado el Reglamento Europeo 2021/784 contra la difusión de Contenidos Terroristas (TCO), siendo el CITCO la Autoridad Nacional con la potestad de dirigir órdenes de retirada de contenidos a las compañías privadas y la coordinación de las actuaciones preventivas en casos de existencia de amenazas a través de Internet de ataques inminentes. Los Referral Action Days (RAD) se han focalizado durante 2022 en la búsqueda de manuales NRBQ, audios y contenidos terroristas y de los extremismos violentos por Internet, habiéndose propuesto para retirada un total de 1.687 contenidos ilícitos, de los cuales España aportó 224. 

En los últimos tiempos las principales operaciones judiciales contra el terrorismo yihadista se han centrado en las actividades de radicalización y adoctrinamiento (parte de ellas en centros penitenciarios), así como en actividades relacionadas con la difusión y enaltecimiento del terrorismo.

En el ámbito de financiación del terrorismo, el cambio más relevante en 2022 es el mayor uso de activos virtuales. Su uso para recaudar y mover fondos ha aumentado, y destacan el empleo del comercio ilegal, la extorsión, el saqueo de territorios, el secuestro por rescate, las donaciones de simpatizantes desde otros países y el uso de organizaciones sin fines de lucro. Algunas tendencias son específicas de regiones o grupos particulares, como el robo de ganado de Boko Haram en Nigeria, y las donaciones de cónyuges y familias de combatientes extranjeros de Daesh enviadas a Siria. No obstante el principal método continúa siendo servicios de transferencia de dinero y valores, especialmente a través de hawalas. En España en el último año, la financiación del terrorismo se ha producido a través del crowfounding (colectas de muchas personas), tanto en efectivo como a través de las redes sociales.

Sigue destacando la relación entre las organizaciones terroristas y el crimen organizado, que le presta servicios de todo tipo, principalmente relacionados con su financiación como el blanqueo de capitales, cuestión que es abordada tanto en la Estrategia Nacional contra el Terrorismo (ENCOT) como en el Plan Estratégico Nacional contra la Financiación del Terrorismo (PENCFIT). Además, el Comité Especializado contra el Terrorismo ha continuado desarrollando las líneas estratégicas y las acciones contempladas en el Plan Estratégico Nacional de prevención y lucha contra la Radicalización Violenta (PENCRAV).

OTROS EXTREMISMOS VIOLENTOS:

Europa ha sido testigo de un aumento de ataques violentos del terrorismo de extrema derecha impulsados por diferentes ideologías asociadas, incluida la teoría del gran reemplazo, la supremacía blanca, el racismo, el nativismo y la hostilidad hacia la inmigración. Facilitado en gran medida por las plataformas de comunicación en línea, se ha vuelto cada vez más transnacional. Por otro lado, la amenaza del terrorismo de extrema izquierda y el nihilismo anarquista en Europa se considera baja en comparación con otras actividades terroristas, si bien para el arco mediterráneo sigue siendo motivo de preocupación.

En el caso de España, la amenaza que suponen los movimientos extremistas violentos mencionados está en un nivel bajo y contenido. Su principal actividad se centra en la captación de nuevos miembros, la difusión de su propaganda a través de las redes sociales y el contacto con organizaciones similares a nivel internacional. En el último periodo, no se han producido ataques ni incidentes relevantes.

El nivel de la amenaza que presentan las organizaciones terroristas ETA, Resistencia Gallega y PCE (r)-GRAPO es residual, gracias a la desarticulación policial, judicial y del CNI. No obstante, las consecuencias de la actividad de ETA se mantienen, con numerosos atentados sin esclarecer, la existencia de miembros de la organización terrorista con causas pendientes con la Justicia española que residen en otros países y el hallazgo de depósitos de ETA, de cuya localización la organización terrorista no dio detalles en abril de 2017. Sus organizaciones satélites canalizan su estrategia en lo que denominan “batalla por el relato”, tratando de imponer su versión sobre la violencia y deslegitimar el Estado de Derecho. 

La Estrategia Nacional contra el Terrorismo 2019, constituye el marco político-estratégico de la lucha contra el terrorismo y el extremismo violento en España. El CECT ha acordado iniciar los trabajos para su revisión, que está previsto que se culmine a lo largo del año 2023.

Compartir:


SÍGUEME EN INSTAGRAM:

Sígueme en Instagram

COMPRAR LIBROS:

RECIBE LAS PUBLICACIONES DEL BLOG POR EMAIL:

↓ENTRADAS MÁS VISTAS ÚLTIMO MES↓

Mi foto
Ce
Compagino mi trabajo como funcionaria A1 con mi pasión por la escritura | Jurista del Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias | Licenciada en Derecho | Titulada en Criminología y Dirección y Gestión de Seguridad | Formación en igualdad y prevención de violencia hacia la mujer | Cinturón Negro Taekwondo | Expresidenta de la Asociación de Técnicos de IIPP | Amante de la lectura | Me gusta ayudar con las palabras

✉ Contacto para colaboraciones/encargos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Blog ajeno a cualquier ideología política. Escribo en base a mi formación, legislación, opiniones personales y experiencias, con respeto a mi condición de servidora pública.